Las mascotas pueden ser nuestros mejores amigos, porque nos brindan compañía, despiertan nuestros mejores instintos y forman parte de nuestra familia. Existen muchos tipos de mascotas que puedes adoptar, desde las más comunes (perros y gatos) hasta las más exóticas, como las serpientes o tarántulas. Dado que cada especie es diferente y exige una atención distinta, en Salud180 te damos 10 consejos para proteger la salud de tu animal de compañía, como los perros: 1.- Evita cargarlo constantemente: Trata de resistir esta tentación, porque su cuerpo es muy delicado. Si lo haces, primero coloca una mano sobre su parte posterior y otra bajo el pecho, levántalo con ambas manos y mantenlo junto a tu cuerpo para que se sienta seguro. 2.- Horario para sus necesidades: Establece una rutina regular de alimentación; si se trata de un perro, sácalo de paseo con frecuencia para que haga sus necesidades, especialmente cuando se despierte. Si le ves caminar en círculos o gimiendo cerca de la puerta, son signos seguros de que necesita salir al exterior rápidamente. En el caso de los gatos, recuerda que ellos defecan en la arena, la cual debes cambiar cada 5 días. 3.- Cuida su higiene: El cepillado regular es esencial para los perros jóvenes, debido a que elimina el pelo muerto, la suciedad y los parásitos; además, estimula el aporte de sangre hacia la piel, lo que genera un pelaje de aspecto más sano y brillante. Utiliza un equipo especial para esta acción. En cuanto al baño, hazlo sólo cuando lo necesite, porque demasiados lavados pueden eliminar los aceites esenciales de la piel, haciéndola más mate y menos impermeable al agua. Para realizarlo, utiliza una bañera o la regadera, agua templada y un champú de calidad. Frótalo, procurando que no le entre agua en los ojos y orejas. Sécalo vigorosamente con una toalla y asegúrate de que tu mascota esté completamente seca. 4.- Supervisa su dentición y masticación: Para ayudar a que salgan todos los dientes y deje de morder los muebles, tu cachorro necesitará algún objeto indestructible como puede ser un hueso de goma o una pelota para masticar. Asegúrate de que estos productos tienen el tamaño adecuado para que no los pueda tragar. Evita los huesos de verdad, ya que pueden astillarse y asfixiarle. Para controlar el sarro y la placa dental, es aconsejable nutrirlo con un alimento seco, ya que le ayudará a aflojar los dientes de leche y acelerar así el proceso de dentición. Si la boca de tu cachorro es muy sensible, ablanda la comida sumergiéndola primero en agua. 5.- Una correcta atención sanitaria. Al adoptar una mascota, se debe tener un control de las visitas al especialista. En el caso de los cachorros, ellos son susceptibles a cualquier enfermedad contagiosa, por lo que es aconsejable realizar una visita temprana al veterinario. Las primeras vacunas se administrarán ya a las 6-8 semanas de vida. Para una protección completa, deberás volver al veterinario para que éste le administre varias inyecciones.

Origen: 10 tips para proteger tu mascota